Estos son los pasos para crear una aplicación con éxito

Gracias a los avances producidos dentro del ámbito tecnológico y digital, estos sectores se han revestido de un carácter especialmente democrático. De modo que hoy día no es necesario ser un experto en informática para saber crear una aplicación. Actualmente son muchas las empresas que tienen tiendas virtuales, o cualquier otro tipo de negocio que está presente en la red de redes a través de sus distintas páginas web, muchas de ellas creadas con un modelo responsive que hace que se adapte y se pueda ver desde cualquier dispositivo. Siempre es importante tener presente el diseño de las webs para no saturar al usuario y para que cuando estas se adapten a otros dispositivos que no sean el ordenador mantengan una estructura atractiva.

Determinados programas dan la posibilidad de desarrollar aplicaciones para distintos sistemas, y crear prototipos que permita su perfeccionamiento. Tan solo hay que seguir los pasos que proporcionan algunas plataformas para poder diseñar una interfaz, modificar plantillas, integrar funciones avanzadas, etc. Pues bien, para conseguir crear una aplicación de forma exitosa, es fundamental seguir los siguientes pasos.

Empieza definiendo objetivos

La mejor forma de comenzar es respondiendo cuál es el objetivo general, qué destino se le desea dar a la aplicación, y una vez que se conozcan estos extremos, se podrá ir concretando detalles.

Algunas de las principales cuestiones que se deben resolver son las siguientes: si la finalidad es la monetización del servicio, sea por suscripción o por publicidad; si se trata de una forma de reforzar la marca y su visibilidad, y de difundir el contenido; o bien si el servicio va destinado a reforzar el negocio y ofrecer más facilidades a los clientes.

A continuación, estudia detenidamente el mercado

A la hora de analizar el mercado, lo ideal es empezar por el público objetivo, es decir, hacer un estudio acerca del comportamiento digital del usuario al que se desea dirigirse. También hay que tener especialmente en cuenta lo que está haciendo la competencia, u otras aplicaciones con objetivos afines.

Define el concepto

En función de cuáles sean los objetivos a perseguir, se debe empezar a dar una estructura a la aplicación, y estudiar las funcionalidades que ha de incluir, en consonancia con su finalidad.

Crea el prototipo

Esto consiste en plasmar en papel todo lo que se ha decidido en los pasos anteriores, dando forma a la aplicación. Lo cual pasa por crear bocetos y maquetas que reflejen los detalles acerca del diseño, la interfaz y la arquitectura de construcción.

Escoge una tecnología adecuada

Es momento de decidir acerca del tipo de plataforma en la que se va a desarrollar el trabajo. Hay que decidir si será una aplicación nativa, y si va a estar disponible para IOS, para Android o para ambos. También se puede crear una aplicación web o una app híbrida, que esté disponible tanto para móviles como para navegadores.

Comienza a desarrollar tu aplicación

Este es el propio trabajo de creación de la aplicación, un proceso que debe englobar diseño, funcionalidades y personalización.

Prueba tu diseño

Hay que invertir cierto tiempo en probar las funcionalidades de la aplicación, y cuyo uso vaya acorde al propósito con el que se creó. La mejor manera de hacerlo es realizar una lista con aquellos requisitos que ha de cumplir, teniendo presentes factores del diseño, la navegación y la conectividad.

¡Ya puedes lanzar tu app!

Realizados todos los pasos anteriores, llega el momento de llevar a cabo los trámites necesarios para distribuir la aplicación en los principales sistemas, empezando por el registro de cuenta como desarrollador y la inversión necesaria para la promoción y posicionamiento de la aplicación.

Promociona tu APP

También es importante que las aplicaciones destaquen entre tantos competidores que hay actualmente poblando las distintas stores. Para ello, las estrategias en redes sociales y, sobre todo, crear una web pueden ser de gran ayuda. Ten en cuenta, además, que un sitio web adecuadamente enlazado con tu app, puede reportarte gran cantidad de descargas.

Otro aspecto muy a tener en cuenta es el llamado app indexing que aplica Google y que permite encontrar el contenido de las apps entre las páginas de resultados del buscador.

Author: Ganix Trejo

Ingeniero técnico industrial, ahora en Máster en Ingeniería en Organización Industrial, aficionado y curioso en todo lo referente a la tecnología. Intento ayudar en lo que sea desde la página donde soy fundador y redactor, droidpanic.com. Ganix Trejo

Share This Post On