LinkedIn

LinkedIn se ha convertido en una plataforma indispensable para la búsqueda de empleo, con millones de usuarios activos y una amplia variedad de ofertas disponibles. Sin embargo, la popularidad de la plataforma también la ha convertido en un blanco atractivo para los estafadores que buscan aprovecharse de las personas que buscan trabajo.

En los últimos meses, se ha detectado un aumento en el número de timos laborales a través de LinkedIn. Estas estafas pueden tomar diferentes formas, pero todas tienen un objetivo común: obtener información personal o financiera de los usuarios.

Empresas como Panda Security refuerzan sus esfuerzos para que hoy en día los usuarios se encuentren lo más seguro posible ante estos casos de estafas.

Formas de estafas:

  • Ofertas de trabajo demasiado buenas para ser verdad: si una oferta de trabajo parece demasiado buena para ser verdad, probablemente lo sea. Desconfía de ofertas que prometen un salario elevado sin experiencia previa o que no requieren de las habilidades y qualifications que normalmente se exigen para un puesto similar.
  • Mensajes de «reclutadores» falsos: los estafadores pueden crear perfiles falsos de «reclutadores» y enviar mensajes a los usuarios de LinkedIn para ofrecerles puestos de trabajo inexistentes. Estos mensajes suelen ser genéricos y no se ajustan a las habilidades o experiencia del usuario.
  • Solicitud de información personal o financiera: nunca proporciones información personal o financiera a través de LinkedIn, como tu número de la Seguridad Social, datos bancarios o contraseñas. Los estafadores pueden utilizar esta información para cometer robo de identidad o fraude financiero.
  • Enlaces fraudulentos: los estafadores pueden incluir enlaces en sus mensajes o publicaciones que te redirigen a sitios web falsos que imitan a empresas o instituciones reales. Estos sitios web pueden estar diseñados para robar tus datos personales o instalar malware en tu dispositivo.

Consejos para evitar ser víctima de una estafa:

  • Investiga la empresa: antes de aplicar a una oferta de trabajo, investiga la empresa en Internet para asegurarte de que es legítima. Puedes buscar información en la página web de la empresa, en redes sociales o en foros de opinión.
  • Verifica el perfil del «reclutador»: si recibes un mensaje de un «reclutador», verifica su perfil en LinkedIn para asegurarte de que es real. Busca información sobre su experiencia profesional, la empresa en la que trabaja y las conexiones que tiene en la plataforma.
  • No proporciones información personal o financiera: nunca proporciones información personal o financiera a través de LinkedIn, incluso si te lo solicita un «reclutador».
  • Ten cuidado con los enlaces: no hagas clic en enlaces que te envíen en mensajes o publicaciones de LinkedIn unless estés seguro de que son legítimos. Si dudas, puedes pasar el cursor sobre el enlace para ver la URL real a la que te redirige.
  • Denuncia las estafas: si sospechas que has sido víctima de una estafa, denúncialo a LinkedIn y a las autoridades correspondientes.

Recomendaciones adicionales:

  • Mantén tu perfil de LinkedIn actualizado: asegúrate de que tu perfil de LinkedIn esté actualizado con tu información profesional más reciente. Esto ayudará a los reclutadores legítimos a encontrarte y te dará más credibilidad ante ellos.

  • Utiliza el sentido común: si algo parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. No te dejes llevar por las promesas de dinero fácil o un trabajo perfecto.

  • Confía en tu intuición: si tienes dudas sobre una oferta de trabajo o un «reclutador», es mejor que no te arriesgues y busques otras oportunidades.

 

Al estar alerta y seguir estos consejos, puedes protegerte de las estafas laborales en LinkedIn y evitar ser víctima de los estafadores. Recuerda que la información es tu mejor arma para combatir el fraude.

Por Ganix Trejo

Ingeniero técnico industrial con un Máster en Ingeniería en Organización Industrial. Aficionado y curioso en todo lo referente a la tecnología y fotografía.