Análisis Huawei Mate 8 – Un phablet muy interesante

Hola y bienvenidos de nuevo a Droidpanic, hoy os traemos un gran terminal, en todos los sentidos, que salió hace unos 6 meses pero que su compra sigue siendo muy recomendable hoy en día, estamos hablando del Huawei Mate 8

Como siempre empezamos con el aspecto exterior del dispositivo, y es que como ya hemos comentado tenemos ante nosotros un terminal muy grande, en concreto contamos con unas dimensiones de 15.7 centímetros de alto, 8 centímetros de ancho y 7.9mm de grosor. Con estas dimensiones junto al material usado para su construcción y la batería que monta hace que tengamos un peso un tanto elevado, en concreto de 185 gramos. A mí personalmente se me ha hecho algo pesado en el día a día, pero nada dramático.

DSC_0063

Como ya hemos comentado su diseño es metálico por todas partes, con un acabado que huawei ha denominado como “chorro de arena” que lo hace muy agradable al tacto.

En el lateral derecho nos encontramos con el botón de encendido y el típico rallado que incorporan todos los fabricantes, y el control de volumen. El canto superior tiene el Jack de 3.5, en la izquierda nos encontramos la bandeja para o bien, dual SIM o bien SIM y MicroSD. En su parte inferior tenemos simplemente el conector MicroUSB y los altavoces.

En el frontal tenemos el auricular, cámara frontal, sensores y el logotipo de huawei en la parte inferior. Quiero destacar lo bien que están los marcos con la curvatura del 2.5D en este terminal, ya que se disimulan muy bien. Pasando ya a su parte trasera nos encontramos con su cámara trasera, Flash de doble tono y lector de huellas.

Pasando ya a las tripas de este terminal, a su hardware, nos encontramos con un auténtico bicho. Como siempre en huawei (a excepción del Nexus 6p) nos encontramos con un procesador propio, en concreto el Kirin 950, procesador octacore con 4 núcleos a 1.8GHz y otros 4 a 2.3GHz, acompañado de 3 GB de RAM DDR4 y como GPU una Mali T880. La versión que nos ha llegado a nosotros es de 32GB, de los que quedan disponibles unos 24GB, pero hay que comentar que también está disponible otra versión de 64GB que vendría acompañado de 4GB de RAM. Obviamente ambas versiones soportan tarjetas MicroSD.

Para mover este hardware hace falta una batería bastante decente y huawei ha puesto en su Mate 8 nada menos que 4.000 mAh, una batería con la que llegaremos a final del día más que de sobra, personalmente, me ha durado 2 días dándole bastante tralla en juegos, además, acompañado de carga rápida.

En cuanto a conectividad, huawei es un especialista y como no podía ser de otra forma, en este Mate 8 no falta de nada. Además, incluyen tecnologías como Wifi+ que mejoran la conectividad del terminal, haciendo un cambio MUY rápido entre diferentes conexiones.

DSC_0061

Hablemos del aspecto multimedia del terminal, y es que contamos con un panel IPS de 6” y una resolución FullHD y 367ppp. Aquí personalmente quizás si fuera sido adecuado meter 2K. Una pantalla muy buena, que en exteriores a pleno sol se ve muy bien.

Pasando al Audio, como ya hemos comentado, tenemos el altavoz situado en la parte inferior del teléfono, y se escucha alto y con buena calidad, no distorsiona para nada. Aquí vamos a incluir un añadido que no solemos tocar en otras reviews, y es que Huawei incorpora 3 micrófonos de bastante calidad.

En el apartado del software, en primer lugar, decir que aunque no lo parezca, tenemos Android 6.0 Marshmallow. Por encima de Android, tenemos EMUI 4.0, la capa que implementa Huawei en sus terminales, que si por algo no destaca es por su simpleza.

Esta capa de personalización no tiene box de aplicaciones, algo a lo que a mí personalmente me ha costado trabajo adaptarme. Por otra parte, Huawei incluye bastantes aplicaciones para controlar nuestro terminal. Por ejemplo, tenemos una que nos avisa de aquellas aplicaciones que tienen un consumo excesivo, personalizar la distribución de la barra inferior o una aún más útil, que nos permite bloquear aplicaciones de manera que solo podremos acceder con nuestra huella dactilar.

Un apartado de este software que nos ha hecho mucha gracia y que es de una relativa utilidad, aunque demasiado complicado en algunas ocasiones como habréis podido observar, son los gestos con los nudillos. Si hacemos un gesto con un nudillo, haremos un recorte de la pantalla, un doble toque con un nudillo hacemos una captura de pantalla completa y un doble toque con doble nudillo comenzaremos a grabar la pantalla.

Llegamos al final del análisis y como siempre toca hablar de la cámara. Y en su parte trasera nos encontramos con un sensor firmado por Sony de 16MPx, con un focal de 2.0 y flash de doble tono. Y nos ofrece unos resultados bastante buenos tanto en exteriores como en interiores y con un obturador muy rápido. Por ponerle una pega a esta cámara es que no podemos grabar a más resolución que FullHD.

Si nos pasamos a la cámara frontal, nos encontramos con un sensor de 8MPx con un focal de 2.4 y saca unos selfies bastante buenos también.

En el apartado económico, lo podemos encontrar por unos 510€ en Amazon.

 

Autor: Rafa M

Comparte esta entrada en: