La relevancia de las aplicaciones móviles en el ámbito empresarial

La tecnología móvil e internet llegó hace años para quedarse y para revolucionar toda nuestra existencia. La dependencia del teléfono móvil y otros dispositivos o widgets con conexión a internet es tal que en la actualidad es prácticamente imposible imaginarnos nuestra vida sin esta tecnología.

A día de hoy utilizamos internet para prácticamente todo, y es lo primero y lo último que hacemos en nuestro día a día. La red de redes nos ayuda a comunicarnos, mantenernos informados de la actualidad, entretenernos, jugar, trabajar… y como no, también en el aspecto laboral y empresarial.

Las aplicaciones móviles son la gran herramienta de los dispositivos móviles que consiguen extender su éxito. Estos programas informáticos diseñados para su uso en estos dispositivos permiten un uso ágil y rápido de esta tecnología. Cada día se descargan miles de aplicaciones y muchas de ellas están pensadas para el ámbito empresarial, para mejorar su día a día.

Son numerosas las ventajas del uso de estas aplicaciones empresariales, pero haciendo un pequeño resumen, los aspectos positivos más destacados son que con ellas se puede llevar a cabo una gestión remota e inmediata del negocio prácticamente desde cualquier lugar, únicamente con una buena conexión a internet. Otro punto interesante es que con ellas los equipos de trabajo están más coordinados, mejor comunicados, lo que acaba traduciéndose en un nivel más alto de productividad.

Motivos para interesarse por las aplicaciones empresariales

En el saco de aplicaciones empresariales entran muchas apps con diferentes funcionalidades, que únicamente tienen en común entre ellas el hecho de que pueden resultar útiles en algún momento par alguna organización empresarial en uno de sus departamentos.

Si ya hemos referido que estos programas son imprescindibles para coordinar equipos de trabajo o para gestionar la empresa desde lugares remotos, ahora es el momento de mostrar otras potencialidades de estas herramientas.

En las tiendas de aplicaciones encontramos apps que permiten automatizar procesos y con ello ahorrar tiempo y energía. Esto es interesante para las empresas puesto que les permite mejorar el nivel de comunicación interna, y externa, haciendo más cercanas las relaciones con socios y clientes.

Un segundo punto a tener en cuenta es que existen aplicaciones de este tipo que funcionan a modo de programas de facturación. En la web AppVizer nos muestran un listado con algunas de las mejores aplicaciones empresariales que actúan como programas de facturación.

Muchos de estos programas no solo son válidos para dispositivos móviles, sino que a su vez funcionan como programas informáticos a instalar en los propios equipos de la empresa, de modo que actúan como programas multidispositivo.

Con estos programas se pueden automatizar presupuestos y facturas, gestionar archivos de clientes, editar facturas, reclamar las facturas impagadas y muchas otras tareas necesarias para el buen funcionamiento de las empresas.

Como vemos, en las tiendas de aplicaciones encontramos herramientas útiles para las empresas, pues a las ya comentadas se les pueden sumar aquellas especializadas para trabajos específicos en la organización, como los comerciales: aplicaciones de viajes, comunicación interna, calendarios, agendas, etc.

Los diseñadores de estos programas piensan constantemente en soluciones para las empresas, de ahí que constantemente se estén creando nuevas herramientas de este tipo. La enorme variedad de tareas que se llevan a cabo en una empresa obliga a estar al tanto de estas apps empresariales.

Las apps empresariales, y las aplicaciones de empresa

Cuando hablamos de aplicaciones empresariales nos referimos exclusivamente a esas herramientas que ayudan a la empresa en tareas como la gestión, las facturas, el control del timing y el calendario y otras muchas acciones a realizar dentro de la organización.

Sin embargo, existen otras aplicaciones que no cumplen con esa misma función pero que también pueden resultar útiles para la empresa. Hablamos de una propia aplicación para la empresa, que únicamente tiene el fin de que los clientes accedan a toda la información y el contenido a través de una plataforma mucho más cómoda y rápida.

Las aplicaciones de empresa son una nueva vía de comunicación entre la empresa y los clientes. No solo ayuda a mejorar esta relación para que sea más cercana, sino que como añadido debemos destacar que las apps mejoran el posicionamiento SEO de la empresa, lo que hace que la marca sea más visible.

De algún modo, las aplicaciones de empresa también son aplicaciones empresariales, porque los clientes acceden a su perfil de usuario, a su zona restringida de la empresa, y a partir de ahí pueden decidir qué acciones ejecutar: consultas a la empresa, compras, visualización de contenidos…

Para las empresas, las aplicaciones móviles son una fuente importante de ingresos, siempre que se diseñen pensando en la buena experiencia de usuarios y posibles clientes. Si una app está bien diseñada, los clientes no encuentran problemas en realizar pagos periódicos.

Aplicaciones empresariales de calidad

Hablemos de aplicaciones empresariales o de aplicaciones de empresa, una vez ya conocidas las diferencias entre estas dos opciones de plataformas. No basta con crear o con encontrarnos con una aplicación sin más, sino que debe contar con una interfaz intuititiva, para que las personas encuentren fácilmente lo que están buscando.

Así mismo, el diseño debe ser atractivo, con colores que no molesten a la vista, y, en caso de ser una aplicación de pago, premium, que su versión gratuita ya transmita confianza y atraiga a los clientes y usuarios. Por supuesto, todos los pagos deben ser transparentes y que se puedan llevar a cabo en pocos pasos.

Author: Ganix Trejo

Ingeniero técnico industrial, ahora en Máster en Ingeniería en Organización Industrial, aficionado y curioso en todo lo referente a la tecnología. Intento ayudar en lo que sea desde la página donde soy fundador y redactor, droidpanic.com. Ganix Trejo

Share This Post On