Por fin podemos decir que el 5G se ha democratizado. realme es el responsable de esto con su lanzamiento del realme 8 5G, cuyo precio es a partir de 179 euros del 18 al 20 de mayo (luego pasará a 199 euros). Este dispositivo lo tengo yo desde hace unos días para probar y solo puedo decir maravillas de él. Sí, así de directo lo digo. ¿Tiene puntos por mejorar? Por supuesto. Cualquier dispositivo de esa gama de precios tiene cosas por mejorar, pero puedo asegurar que quien busque algo con las tres Bs, se va a sorprender para bien con este.

Link para realme 8 5G

El físico… ¿lo es todo?

Hay una cosa de los realme que quizás sea lo que menos me guste. Crudo y directo una vez más. Es su construcción en plástico. Estoy acostumbrado a dispositivos con una construcción en aluminio y cristal. realme habitualmente opta por una construcción en plástico. Sin embargo, esto le dota de un peso bastante liviano aunque sus dispositivos no sean del todo compactos. El del realme 8 5G no es el caso, nos encontramos ante un teléfono bastante comedido en sus medidas, no es excesivamente grande por el buen trabajo que han realizado desde la firma con sus marcos. Plástico sí, dimensiones no excesivamente grandes también y un peso muy bien equilibrado.

Su diseño es muy reconocible. Recuerda a cualquier modelo de la marca. Además, el módulo de la cámara también recuerda al del reciente realme 8 Pro. En mi caso, tengo el dispositivo en color negro supersónico, aunque por lo que hemos visto, también estará en color azul supersónico. Nombres rimbombantes sin duda, para un teléfono que ya veréis más adelante.

La parte delantera viene comandada por una pantalla que, como bien he dicho antes, cuenta con unos marcos muy bien aprovechados en los laterales y parte de arriba. La parte inferior la dejamos como asignatura pendiente. No todo puede ser perfecto. La pantalla es de 6,5 pulgadas con agujero en su parte superior izquierda.

Por lo demás, sus dimensiones son de 162,5mm de alto, 74,8mm de ancho y 8,5mm de grosor con un peso total de 185 gramos.

Hardware con rendimiento de mucha altura

Ya tenía ganas de probar los nuevos procesadores de MediaTek, en este caso el realme 8 5G viene equipado por un Density 700 con una frecuencia máxima de 2,2GHz con arquitectura de 7 nanómetros. Esta vez parece que MediaTek ha sabido dar con la tecla y estos modelos Density están empezando a dar sus frutos. No es el primer realme con un Density como corazón, ya que el realme GT Neo que se presentó hace unas semanas y que aun no ha llegado a Europa, cuenta con el Density 1200, el más potente de la gama. Esto no quiere decir que al dispositivo que nos atañe le falte potencia, en absoluto. Cuenta con potencia y conectividad envidiables. Sirve para jugar e incluso conectarnos al 5G. Bueno, el que pueda, ya que yo aun no tengo ese “privilegio”.

Eso sí, para jugar es un dispositivo que mueve muy bien cualquier juego. No solo por lo dicho en el anterior párrafo, sino también por su pantalla a 90Hz. Todo va fluidísimo. Es cierto que no va a 120Hz y que quizás alguien note esa diferencia, pero ya os digo yo que por este precio, poca historia mejor vais a encontrar. Por cierto, en esta ocasión el sensor de huellas no está integrado en la pantalla, sino en el lateral derecho donde está el botón de encendido y apagado.

Ya he dicho que viene con 5G, pero es que además, cuenta con NFC para realizar pagos, Bluetooth 5.1 y WiFi, aparte del GPS en todas sus variantes. Para soportar todo esto, viene con una batería de gran capacidad de 5000mAh y una carga rápida de 18W que muchos de su clase ya quisieran.

Cámaras y… ¡acción!

El módulo de cámaras no es perfecto. Cuenta con mucha potencia (me refiero simplemente a número de megapíxeles), pero carece del gran angular. Viene con 4 cám… ¡no! viene con 3 cámaras a pesar de que parezca que venga con 4: la principal de 48MPx, de profundidad de 2MPx y una lente macro de 2MPx. Este módulo de la parte trasera es capaz de grabar vídeos en FullHD a 30fps. En cambio, la delantera es de 16MPx capaz de grabar vídeos en FullHD a 30fps. Más que suficiente como para grabar cualquier momento de nuestra vida.

Software de lo mejorcito

realme se caracteriza en tener uno de las mejores capas de personalización de todo el universo Android. realme UI 2.0 es lo que trae este smartphone con Android 11 preinstalado. En esta ocasión debo decir que mi unidad es china por lo que viene con algo más de “bloatware”, pero con las versiones europeas esto desaparece para dar más protagonismo a Android puro. Lo mueve todo de manera fluida como ya nos tiene acostumbrados la marca.

Resumen

Este realme 8 5G es una de las mejores opciones que tenemos en el mercado por menos de 200 euros. Además, cuenta con conectividad 5G que en cualquier momento puede irrumpir en nuestras vidas como ya lo hizo el 4G. Si eso no es suficiente, si buscas algo que funcione de manera fluida y puedas echar horas jugando, este es tu dispositivo, ya que este Density 700 junto con los 5000mAh de batería hacen de éste el tándem perfecto para conquistar el trono de su propia gama. ¿No te atreves a echarle el guante?