Análisis del Samsung Galaxy S20 5G, ¿el mejor?

Por fin traigo un análisis de Samsung, después de tanto tiempo de sequía, vuelvo por mis fueros con el análisis del Samsung Galaxy S20 5G, un dispositivo marcado a ser uno de los grandes del año 2020. La firma coreana que cada año nos trae dispositivos que marcan tendencia, quizás no tanto la familia S, sino con la familia Note, pero siempre están ahí. Ya lleva 2 generaciones en las que presenta 3 miembros de una misma familia. Este año le ha tocado al S20, S20 Plus y S20 Ultra. Cada uno viene con su parte interesante.

En esta ocasión, Samsung me ha cedido el modelo Samsung Galaxy S20, el normal, sin apellidos por detrás. Un smartphone de la “vieja escuela”. Con esto no quiero decir que sea malo ni nada, sino que no viene con algún apartado que destaque sobre lo demás. Solo adelantaré que se trata de un teléfono MUY solvente en cuanto a potencia se refiere y que la pantalla es una de las mejores que he probado en mi vida, como es de esperar en esta marca. En mi caso, el terminal venía en color “Cosmic Gray” que, a ojos de personas normales como tu o como yo, se traduce a un gris clarito. El Samsung Galaxy S20 es un teléfono que, a pesar de contar con una pantalla de 6,2 pulgadas, se hace compacto en la mano, algo verdaderamente agradable a día de hoy.

Diseño

Galaxy S20

Como ya he dicho en el anterior párrafo, nos encontramos ante un teléfono muy compacto. Se hace realmente cómodo tenerlo en la mano y, casi, poder utilizarlo con solo una mano. Habrá gente con manos más grandes que las mías, que no es difícil, que lo podrán utilizar a una mano, cosa que es difícil de encontrar en dispositivos de hoy en día. La pantalla, de 6,2 pulgadas es curva, como su parte trasera, haciéndolo muy ergonómico y cómodo de tener en la mano, y no solo eso, sino que también se siente muy ligero, pues pesa tan solo 163 gramos.

La pantalla ocupa todo el frontal de la parte delantera, donde podemos encontrar en la parte superior central la cámara delantera para la realización de autorretratos o selfies de gran calidad. La parte trasera también tiene un diseño limpio, sin estorbos. Solo vemos el logo de Samsung y el módulo de las 3 cámaras traseras que ocupa lo mínimo, aunque lleve el rectángulo de color negro que tantos modelos están trayendo este año otros fabricantes. Este módulo tampoco sobresale en exceso, por lo que si se le pone una funda a este teléfono, quedará muy protegido.

Los laterales, de aluminio, son la tónica habitual desde la salida del S6 allá por el 2015, dándole un toque elegante a este modelo de Samsung.

Hardware

Galaxy S20

En este caso, el Samsung Galaxy S20 que he tenido para probar, es la variante con conectividad 5G. Por mi parte, de momento como si no lo tuviera, pues no tengo posibilidad de disponer de ese tipo de conectividad debido a mi operador, pero bueno, diremos que este S20, la tenía.

Por lo demás, nos encontramos ante un teléfono solvente en potencia, puesto que viene con lo último en procesadores Exynos, procesadores con seguidores y detractores, como todo en esta vida, pero que dan un buen resultado y un gran rendimiento en los teléfonos donde se vayan equipando. En este caso, el procesador en concreto es el Exynos 990 de 7nm que alcanza una velocidad de hasta 2,73GHz que junto con la GPU Mali-G77 MP11 hacen de este un teléfono apto para cualquier tarea que le obliguemos a hacer, desde trabajar hasta jugar, pasando por ocio y demás. Todo esto viene acompañado de 12GB de memoria RAM, que ya es más que muchos PCs que nosotros tenemos y 128GB de almacenamiento interno con ranura para microSD. En resumen, un Gama Alta con todas las de la ley.

La pantalla, como ya he comentado antes, es una de las mejores del mercado actual. Cuenta con tecnología Dynamic AMOLED 2X con una resolución máxima de 3200 x 1440 píxeles. Esta pantalla puede llegar a los 120 Hz en resolución FHD y a 60Hz en máxima resolución. ¿En qué se traduce esto? En que es una pena que no mantenga la frecuencia a máxima resolución, pero que aun así da un muy buen resultado aun no estando a tope.

Apartado fotográfico

Galaxy S20

Esta variante del S20 cuenta con 3 cámaras traseras y una delantera. Las traseras vienen con sensores de 64 + 12 + 12 MPx. Destaca el de 64MPx por el número, pero no porque sea la principal. La principal es de una de las de 12MPx, que viene con un f/1.8 y siendo angular con Dual Pixel PDAF y estabilizador óptico. El sensor de 64MPx es para telefotos, capaz de soportar un zoom 3x en formato híbrido y un 1.1x en formato óptico. También cuenta con tecnología PDAF y estabilizador óptico. El tercer sensor se trata de un ultra gran angular con un f/2.2 para realizar Super Steady Videos. Todo esto se traduce en que este Samsung Galaxy S20 5G cuenta con un equipamiento fotográfico que, aunque no destaque especialmente en mucho, se trata de un teléfono que da unos resultados asombrosos. Para muestra un botón:

La cámara delantera, típico para selfies, es una cámara que cumple. Se trata de una cámara de 10MPx angular, que nos permitirá sacar una foto con muchas personas de por medio.

Se me olvidaba decir que con las cámaras traseras, en cuanto al vídeo se refiere, nos encontramos con una de los primeros smartphones con grabación de hasta 8K a 24fps. No lo he probado por el simple hecho de que no tengo donde reproducirlo, pero puedo decir, que el vídeo está donde se esperaba, con una gran calidad.

Software

Galaxy S20

En mi opinión, durante muchísimos años, este apartado del software ha sido el talón de Aquiles de Samsung. Por ahí estaba TouchWiz que, al principio de todo, con el Galaxy S y S2 era una capa de personalización muy interesante, se quedó muy atrás. Esta vez no es así. One UI, aun no siendo de las mejores capas, es ligera y queda bien con los dispositivos actuales de la marca. Sencilla de utilizar y con gran personalización, One UI es algo a probar sin duda.

Conectividad

En esta ocasión nos encontramos ante un teléfono con la nueva conectividad 5G (cuidado, Miguel Bosé). Es el único apartado que me ha faltado probar como tal por imposibilidad de realizarlo. Por lo demás, buena cobertura en todas las conexiones (4G, Bluetooth 5.0, WiFi, GPS, NFC…). Todo correcto, como se esperaba. Además, al ser un Samsung, el NFC cuenta con doble valor gracias al Samsung Pay, con el que podemos realizar pagos de manera no solo segura, sino cómoda, sin tener que llevar en la cartera más que el DNI o el carné de conducir.

Autonomía

Más que correcta para este tipo de dispositivos. No es que destaque sobremanera, pero tranquilamente llegaremos al final del día con solo una carga con esos 4000mAh. Eso sí, si hiciera falta cargarlo entremedias, que sepáis que tiene carga rápida de hasta 25W y 15W de manera inalámbrica.

Comentar también que cuenta con reverse charging o carga inversa, que vendrá muy bien para recargar otro teléfono o algún accesorio que permita la carga inalámbrica que tanto nos interesa para prescindir del cable.

Resumen

Este Samsung Galaxy S20 5G se trata de un teléfono que, aunque no destaque en muchas cosas, es un teléfono notable y fiable del que no te podrías arrepentir. Todos sus apartados rozan el sobresaliente, pero como todo en esta vida, esto también dependerá del uso que le demos cada uno. En mi caso, es un teléfono que consideraría comprar, seguro.

Author: Ganix Trejo

Ingeniero técnico industrial con un Máster en Ingeniería en Organización Industrial. Aficionado y curioso en todo lo referente a la tecnología y fotografía.

Share This Post On