realme 7

Como siempre comienzo, hace un par de semanas que me llegó un realme 7, uno de los dispositivos superventas de los últimos meses. Tenía ganas de probarlo, puesto que todo el mundo hablaba maravillas de él, por lo que me puse manos a la obra y aquí vienen todas mis conclusiones.

Link para realme 7

Este teléfono se trata de un dispositivo que, sobre el papel, es un “gama de entrada” con aspiraciones a ser un smartphone gaming. Lo más atractivo, aparte de su aspecto, también es su precio de a 179 euros para su versión de 4+64GB y de 199 euros para la de 6+64GB.

Aspecto físico del realme 7

realme 7

Como ya nos tiene acostumbrado realme, este dispositivo también viene construido en plástico. Sí es cierto que en esta ocasión la sensación a la mano es quizás de un producto algo más premium, pero si nos fijamos un poco, nos damos cuenta de que sí, es plástico.

Obviando lo de arriba, debo apuntar que su parte trasera en color azul con brillos y su característica raya vertical a la altura de la cámara, hacen de él un teléfono muy interesante. Ahí también debo destacar el pequeño módulo de 4 cámaras. Pequeño con todo lo que nos hemos acostumbrado últimamente, claro.

realme 7

La parte delantera en cambio, viene con una pantalla que cubre todo el frontal salvo el margen inferior, que es más ancho que los demás marcos. La pantalla cuenta con un agujero para alojar la cámara delantera.

Hardware de esta bestia

realme 7

El realme 7, aunque económico, se trata de un teléfono con un hardware de lo más interesante, ya que viene con pequeños grandes detalles que le desmarcan de su competencia. ¿El qué? Pues todo en conjunto. Cuenta con un panel IPS con 90Hz de tasa de refresco, un procesador preparado para el Gaming, una batería de 5000mAh y una carga rápida de 30W. Un buen dispositivo a un precio imbatible.

En cuanto al procesador “Gaming”, nos encontramos ante un MediaTek Helio G95 que va acompañado de una GPU Mali-G76 que pueden ir acompañados de 4 o 6GB de memoria RAM y 64GB de almacenamiento interno con ranura para MicroSD. Estos datos son datos. Os puedo decir que es bonito, pero hasta probarlo no sabéis hasta dónde puede llegar. Por eso estoy yo aquí. En juegos como Call of Duty va realmente fluido. No sé si es la sensación solo de la propia pantalla o de todo en conjunto, pero me ha dejado con un buen sabor de boca. Para los demás quehaceres de la vida, mucho más que suficiente.

En autonomía, se puede decir que se comporta muy bien, dando una autonomía de 2 días haciendo un uso bastante intensivo con algún que otro juego durante el día. Luego a la hora de cargar, se agradece un montón que tenga esa carga rápida de 30W para no tener que esperar una eternidad en cargar esa grandísima batería de 5000mAh.

Eso sí, hay algo que me suele chirriar con las pantallas que vienen con estos dispositivos. No sé el porqué de tener sombras en las esquinas, es algo que a día de hoy no lo entiendo. Es algo que en fotos no se ve, pero en persona sí y da una sensación de que le falta algo para que sea un producto redondo totalmente. Es un mal que se repite en paneles IPS.

Especificaciones técnicas:

  • Dimensiones de 162,3 x 75,4 x 9,4 mm
  • Peso de 196 gramos
  • Pantalla IPS de 6,5 pulgadas con resolución FullHD+ y 90Hz
  • Procesador MediaTek Helio G95 a 2,05GHz
  • GPU Mali-G76 MC4
  • 4/6GB de memoria RAM
  • 64GB de almacenamiento interno con ranura para microSD
  • 4 cámaras trasera:
    • Principal de 48 MPx con f/1.8 angular
    • Ultra angular de 8 MPx con f/2.3 y 119˚
    • Macro de 2 MPx con f/2.4
    • Profundidad de 2 MP con f/2.4
  • Delantera de 16MPx
  • Conectividad 4G, Bluetooth 5.0, NFC, GPS, WiFi…
  • Android 10
  • Batería de 5000mAh con carga rápida de 30W

Rendimiento fotográfico del realme 7

Se puede decir que me esperaba este comportamiento. No es un teléfono que destaque en este aspecto, pero es más que suficiente para sacar fotos y subirlas a cualquier red social. Sin embargo, hay que decir que aunque no sea puntero en fotografía como su pariente el realme X3 SuperZoom es un teléfono que tiene sus modos, sobre todo en grabación de vídeo. Es interesante ver cómo un smartphone de esta gama puede dar tanto de sí.

Aquí una muestra de unas fotos realizadas con el realme 7:

Resumen

¿Buscas un teléfono bueno, bonito y barato? realme tiene este realme 7. Es un teléfono que no es el más pepino del mundo, pero hará que no prestes atención a esos dispositivos ultracaros que puedas encontrarte en las tiendas.

Es un gran teléfono para tenerlo en cuenta a la hora de hacer un regalo. Un buen teléfono con una muy buena pinta y con una marca como realme detrás suyo.

Por Ganix Trejo

Ingeniero técnico industrial con un Máster en Ingeniería en Organización Industrial. Aficionado y curioso en todo lo referente a la tecnología y fotografía.